¿A qué llamamos fascismo y por qué Vox es un partido fascista? por Mateo Gandía

La Revoltosa
Por La Revoltosa noviembre 22, 2018 20:55

El fascismo, como sabemos, surgió en Italia tras la I Guerra Mundial y tuvo sus posteriores versiones en España y en Alemania y los territorios que llegó a controlar. La esencia del fascismo, su primera definición, es la exaltación nacionalista y la defensa del estándar que se considera representativo de la identidad nacional exaltada. La identidad nacional es el valor supremo, y su supervivencia y extensión están por encima de todo, a cualquier precio.

No es extraño que estos movimientos surgieran y sean reivindicados en momentos de grave crisis social e institucional, como la que vive actualmente el mundo occidental, Europa, y concretamente España. Para el fascismo la culpa de la situación de crisis se debe a la pérdida de las normas y usos tradicionales, por eso desarrolla sus tesis basándolas en la añoranza de un pasado idealizado y épico, así como en el afán por librar al país de lo considerado perjudicial para lo nacional (notablemente lo nuevo, lo externo o lo propio que se ha desviado de la norma).

¿Encontramos todo esto en Vox? Vox es el partido que califica a su líder de «Cid Campeador» y cuyo vídeo de campaña se basa en la idea de reconquista medieval. Pero acudamos a su programa electoral para comprobarlo, sus famosas «100 medidas para la España Viva». ¿Hay exaltación de lo nacional y defensa del estándar que se considera representativo? Sí, lo podemos encontrar especialmente en el que llamativamente es el primer apartado, el de «España, unidad y soberanía», de las que destacan las medidas 3, 8 y 60[1]:

3. Dotar de la máxima protección jurídica a los símbolos de la nación, especialmente la Bandera, el Himno y la Corona. Agravamiento de las penas por las ofensas y ultrajes a España y sus símbolos o emblemas. Ninguna afrenta a ellos debe quedar impune.

8.Plan integral para el conocimiento, difusión y protección de la identidad nacional y de la aportación de España a la civilización y a la historia universal, con especial atención a las gestas y hazañas de nuestros héroes nacionales.

60.Exigir el debido reconocimiento de la lengua española a nivel internacional, conforme a su importancia como segunda lengua más hablada del mundo. Empezando por la UE.

También en este apartado y en estos puntos concretos puede observarse la añoranza de un pasado idealizado. Resuena aquello de «Una, Grande…».

Una de las consecuencias de que el fascismo tenga esta base, como hemos apuntado, es culpabilizar de los principales males de la Nación y de su decadencia o destrucción a enemigos externos. Se realiza sobre todo dos direcciones: los inmigrantes y las instituciones extranjeras que pretenden imponer normas desde fuera. ¿Podemos encontrar esto en Vox? Sí, tanto para los inmigrantes como para las instituciones extranjeras (Unión Europea):

17. Acabar con el efecto llamada: cualquier inmigrante que haya entrado ilegalmente en España estará incapacitado, de por vida, a legalizar su situación y por lo tanto a recibir cualquier tipo de ayuda de la administración.

22. La inmigración se afrontará atendiendo a las necesidades de la economía española y a la capacidad de integración del inmigrante. Se establecerán cuotas de origen privilegiando a las nacionalidades que comparten idioma e importantes lazos de amistad y cultura con España.

¿Cómo se miden la «capacidad de integración» o los «lazos de amistad»?

26.Fortalecer nuestras fronteras. Levantar un muro infranqueable en Ceuta y Melilla. Dar a policías y FFAA todos los recursos materiales y humanos para que puedan cuidar nuestras fronteras con total eficacia, junto con el amparo legal correspondiente.

33.Suspender espacio Schengen hasta que exista la garantía europea de que no lo utilizarán los criminales para huir de la justicia (como han hecho los golpistas separatistas) ni lo aprovechen las mafias de la inmigración ilegal para introducir personas.

83.Anteponer las necesidades de España y de los españoles a los intereses de oligarquías, caciques, lobbys u organizaciones supranacionales.

Otra de las consecuencias de las tesis del fascismo es el desprestigio y posterior persecución de aquellos que, aun siendo miembros de la Nación, son considerados traidores (y en ocasiones cómplices de los enemigos externos), lo cual les convierte también en culpables de la decadencia y destrucción de la Nación (como ocurrió con los republicanos, los homosexuales, los judíos, los gitanos, etc.). ¿Ocurre esto en Vox? Efectivamente, como podemos observar constantemente en sus mítines y manifestaciones públicas. Si nos fijamos estrictamente en las «100 medidas para la España Viva» (para que nadie pueda acusarnos de subjetivos o parciales), el movimiento más castigado en este punto es el feminista, y, por ende, las mujeres, destacando el punto 70:

  1. Derogación ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro. En su lugar, promulgar una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños. Supresión de organismos feministas radicales subvencionados, persecución efectiva de denuncias falsas. Protección del menor en los procesos de divorcio.

¿Qué no han entendido del feminismo?

Como última gran consecuencia de las tesis fascistas, destacaremos la exaltación de lo que se considera que ayuda a proteger la Nación de todos sus enemigos a cualquier precio, lo cual en los regímenes fascistas siempre ha cristalizado en un fuerte militarismo. ¿También en Vox? También en Vox:

  1. Incrementar y racionalizar el presupuesto de Defensa. Diseño e implementación de una nueva política de defensa orientada a proteger a nuestro país de una forma autónoma.

En este repaso y comparación del fascismo con Vox, me gustaría añadir que Vox, en su pretendido camino hacia el poder, tiene muchas similitudes con el método hitleriano: desprestigiar a las instituciones y al sistema, y defender la ocupación del mismo para que sea destruido desde dentro. Este fin de semana Vox pedía en Málaga el voto para las elecciones andaluzas, para poder destruir el sistema autonómico desde dentro. Sirva como muestra el punto 35 del programa:

  1. Drástica reducción del gasto político. Eliminación de cargos y organismos duplicados, ideológicos o por cualquier otra razón prescindibles. Cerrar organismos destinados a crear estructuras paralelas al Estado, las televisiones autonómicas, defensores del pueblo, Consejos Consultivos, Agencias Meteorológicas, etcétera.

Es normal que muchas de estas propuestas exaltadas seduzcan a muchas personas. Si eres una de esas personas, ojalá, este artículo te haya mostrado al menos un poco de lo siniestro de Vox y de la extensión de ideas fascistas en nuestra sociedad. Por supuesto que hay problemas y que los partidos y las instituciones no están cumpliendo, por supuesto que necesitamos revulsivos, pero las soluciones no pueden estar basadas en la mano dura, la exclusión, la culpabilización de colectivos, la xenofobia, el machismo, el nacionalismo, la intolerancia de lo diferente, la exaltación de un estándar, la destrucción de las instituciones democráticas, frases amenazantes como «estáis todos acojonados, ya os enteraréis, esto es imparable», etc. Es decir, la soluciones a los problemas complejos que atravesamos no pueden ser simples y mucho menos pasar por la imposición.

Te invito a que leas el programa completo, este texto es demasiado corto y no puede abarcar otras cuestiones como el aplastamiento de las diferencias regionales, la memoria histórica, o el historial chupóptero de Abascal.

[1] Aclaración: todas las cursivas son mías.

¡Haz un comentario!

comentarios

Últimos videos

Redes Sociales

Últimos comentarios

  • Hacker Mater

    Hacker Mater

    Voto por la creación de un grupo de facebook: "Gente de Villena con hernias que hace la Romería".

    View Article
  • José Miguel

    José Miguel

    ¡ENHORABUENA por ese trabajazo, jefes!

    View Article
  • Antonio Alba

    Antonio Alba

    Una auténtica pena social y un desperdicio económico que tengamos desde hace unos años las generaciones mejor formadas académicamente, o…

    View Article