Pablo Sánchez: «Sin duda lo que más me gusta de vivir fuera es la libertad de la que disfrutas»

La Revoltosa
Por La Revoltosa mayo 12, 2016 13:00

Pablo Sánchez tiene 21 años y cursa Estudios Ingleses en la Universidad Humboldt de Berlín. Su carácter cosmopolita y su gusto por los idiomas le han hecho tener claro que su vida está fuera de España y que le gustaría vivir en varios lugares del planeta antes de asentarse en alguno. Aunque le gusta mucho Alemania, no puede evitar hablarnos de cuánto echa de menos la gastronomía española y a su familia y amigos de Villena.

 

¿Qué estás estudiando? ¿Y qué fue lo que te hizo decidirte?

Estudio Filología Inglesa o como lo llaman ahora tras la implantación de Bolonia, “Estudios Ingleses”. La verdad que últimamente me preguntan mucho por qué escogí esta carrera y no sabría responder 100% a esa pregunta. Supongo que siempre me han llamado la atención los idiomas y de “peque” se me daba bien el inglés así que creo que esos fueron los motivos principales. Tenía mis dudas entre Traducción e Interpretación o Filología pero me decanté por la segunda ya que soy partidario de que para conocer una lengua extranjera no solo basta con conocer ese idioma sino que también es necesario conocer y estudiar la cultura, la literatura y la historia de los países en los que se habla, ámbitos que la carrera de filología abarca.

 

01

 

¿Por qué elegiste Berlín? ¿Barajaste alguna ciudad más a la hora de elegir destino?

Mi primera opción de Erasmus era Edimburgo porque quería ir a la cuna del idioma que estudio pero era complicado conseguir plaza por la gran demanda que había de ese destino, así que no pudo ser. Berlín era mi segunda opción y la escogí básicamente porque estudio alemán de segunda lengua extranjera en mi carrera y pensé que en caso de no obtener plaza para Edimburgo, Berlín sería una alternativa satisfactoria. Podía haber escogido otras ciudades de Alemania como segunda opción pero la intensa historia de Berlín, su continua transformación y su escena alternativa hicieron que me decantase por la capital alemana. Sinceramente, ahora lo pienso y me alegro de que no me diesen la plaza en Edimburgo porque Berlín es una ciudad apasionante y en la que estoy teniendo la oportunidad no sólo de hablar a diario inglés sino también de mejorar mi alemán.

Podía haber escogido otras ciudades de Alemania como segunda opción pero la intensa historia de Berlín, su continua transformación y su escena alternativa hicieron que me decantase por la capital alemana.

 

02

 

¿Cuánto tiempo llevas viviendo en la capital germana? ¿Cómo es tu día a día allí (tu rutina)?

Llevo viviendo en Berlín desde mediados de Septiembre. Pues mi día a día entre semana empieza a las 8:30 que es más o menos la hora a la que me levanto. Desayuno, me visto y voy a la Universidad. Empiezo las clases a las 10 y suelo terminar a las 4 de la tarde. Entremedias tengo una triste media hora para comer algo rápido porque estos alemanes hacen la comida bastante ligera. Después de clase a veces me quedo un rato en la biblioteca o me voy a casa, salgo a correr o quedo con amigos. Mi rutina por la tarde depende bastante de si llueve o no (en Berlín el tiempo es una locura, puedes tener las cuatro estaciones del año en un mismo día sin exagerar) y de la cantidad de trabajo que tenga que hacer para la universidad.

 

03

 

  • ¿Cómo llevas el alemán? ¿Cuándo llegaste allí sabías algo del idioma?

El alemán es quizá el aspecto más difícil pero la verdad que no me puedo quejar ya que desde que estoy aquí he hecho una progresión bastante grande. Ahora mismo estoy haciendo un curso en la universidad para conseguir el B1 de alemán por lo que me defiendo bastante bien y puedo mantener una conversación con nativos sin muchos problemas. Antes de venir había estudiado alemán. Siempre ha sido una lengua que me ha llamado mucho la atención. Si te gustan los idiomas es una lengua muy interesante por sus estructuras gramaticales y su sistema de declinaciones (cosas de filólogos). Empecé con 16 años haciendo un curso de alemán en la Escuela Oficial de Idiomas de Villena y posteriormente estuve un verano en la parte oeste de Alemania, concretamente en Köln (Colonia) haciendo un curso intensivo del idioma. Después de eso, se me olvidó prácticamente todo lo que sabía de alemán ya que si en general las lenguas implican mucha constancia y esfuerzo para aprenderlas, el alemán implica el triple. Cuando empecé la carrera cogí de segundo idioma alemán porque quería recuperar el nivel que tenía. La verdad que antes de venir a Berlín creía que me podía defender bastante bien con el idioma hasta que llegas aquí y te das cuenta de que no entiendes absolutamente ni la mitad de las cosas que te dicen. Pero tras 7 meses viviendo aquí, oyendo a diario alemán y estudiándolo, el oído se acostumbra y es cuando empiezas a ver realmente los frutos de estar en un país extranjero.

Antes de venir a Berlín creía que me podía defender bastante bien con el idioma hasta que llegas aquí y te das cuenta de que no entiendes absolutamente ni la mitad de las cosas que te dicen.

 

04

 

¿Cuándo terminarás tu estancia allí? ¿Te gustaría quedarte en Berlín más tiempo o prefieres explorar nuevos lugares en los que residir?

Mi estancia en Berlín acaba a finales de Julio. Aquí el curso académico empieza en Octubre y acaba en Julio (con el mes de Marzo entero de vacaciones) La verdad que no sé si me que gustaría quedarme en Berlín a largo plazo ahora mismo pero sin duda volveré porque es una ciudad vibrante y que te ofrece muchísimas cosas a nivel personal y cultural. Me gustaría ir a Estados Unidos una vez acabe la carrera, pero Alemania es sin duda un país que me gusta mucho.

 

 05

 

¿Qué tal fue adaptarse a otro estilo y ritmo de vida como es el de Alemania?

Bueno al principio fue complicado, no sólo por el idioma como ya he dicho sino por las costumbres y los horarios que tienen aquí pero uno se acostumbra en seguida. Lo que peor llevo son los horarios de las comidas. Aquí la gente desayuna fuerte y muy temprano y comen algo ligero alrededor de la 1 del mediodía, la comida fuerte son las cenas pero aquí cenan a las 7-8, o sea que si quieres ir a un restaurante a comer o a cenar tienes que tener en cuenta estos horarios sino quieres encontrarte con la cocina del restaurante ya cerrada. Luego el carácter alemán puede llegar a ser un poco fastidioso a veces. No me gusta eso de los “topicazos” del alemán frío y poco amable, pero me he encontrado con gente que sí que lo cumple a la perfección. Evidentemente también me he encontrado con gente muy amable y simpática que valora mucho tu esfuerzo para hablar su idioma lo cual es muy reconfortante. En la universidad sí que me chocaron bastantes cosas, por ejemplo aquí las clases son bastante reducidas de máximo 30 personas, nada de esas clases masificadas que tenemos en España, lo cual es un aspecto en el que nos sacan años de ventaja. Al principio de llegar me esperaba también que Berlín fuese el claro ejemplo de orden y eficacia de Alemania pero mi sorpresa fue que para nada lo es. De hecho los alemanes del resto del país siempre bromean diciendo la frase de que “Berlin ist nicht Deutschland” (Berlín no es Alemania). Al fin y al cabo 25 años después de la reunificación, Berlín es la ciudad más endeudada de Alemania y la que mayor tasa de paro tiene de todo el país. La verdad que Berlín es una ciudad que vive una continua transformación y cambio y quien tiene la idea de una ciudad llena de monumentos y bien cuidada como otra capital europea tipo París, Viena o Londres se llevará una gran decepción si espera eso de Berlín. Berlín puede ser un poco caos a veces pero es ahí donde está la belleza de la ciudad, en su ambiente cosmopolita, lleno de graffitis y su rollo “underground”, al fin y al cabo por algo es la capital “hipster” de Europa.

Berlín puede ser un poco caos a veces pero es ahí donde está la belleza de la ciudad, en su ambiente cosmopolita, lleno de graffitis y su rollo “underground”, al fin y al cabo por algo es la capital “hipster” de Europa.

 

07

 

Berlín es muy grande. ¿Vives cerca de la universidad? ¿O te toca coger transporte todos los días?

Berlín es tremendamente grande. Me llama la atención que por el número de habitantes que tiene (4 millones aproximadamente) no dé la sensación de estrés y agobio que un Madrid o Barcelona puede producir. A excepción de la parte este, donde los bloques gigantes de edificios comunistas de la RDA son seña de identidad, las construcciones en Berlín no van más allá de los 3 o 4 pisos de altura. Esto hace que la ciudad se expanda a lo ancho y no a lo alto como ocurre en muchas ciudades españolas. Para moverme por Berlín, la universidad me proporciona el transporte gratuito durante todo el año de mi estancia, cosa que se agradece ya que es bastante caro. La red de transporte de la ciudad es una de las mejores del mundo, cosa que hace que el tráfico de coches en la ciudad no sea muy exagerado. Prácticamente en cada calle hay un tranvía, un metro o un tren de cercanías o S-Bahn como aquí les llaman. También los berlineses son muy de “bicis” y la ciudad cuenta con un sistema de carriles bici muy desarrollado. Yo vivo en la parte este de Berlín, la antigua parte de la RDA, en un barrio llamado Lichtenberg. El barrio está bastante bien, es un barrio obrero donde todavía puedes notar el contraste que sigue habiendo entre la población que quedaba al este del muro con la del oeste. Tardo aproximadamente 25 minutos en transporte público para llegar al centro y a la universidad, lo cual para ser Berlín es relativamente poco. Además vivo en medio de un parque lleno de zonas verdes que a veces hace que me olvide por completo de que estoy en una gran capital.

Vivo en la parte este de Berlín, la antigua parte de la RDA, en un barrio llamado Lichtenberg.

Es un barrio obrero donde todavía puedes notar el contraste que sigue habiendo entre la población que quedaba al este del muro con la del oeste.

 09

 

¿Cómo ves tu futuro laboral cuando acabes?

Buena pregunta a la que ni yo mismo sé responder. De momento lo que me preocupa es acabar la carrera y lo de mirar al futuro me produce un poco de incertidumbre así que evito el tema. Tengo claro que no me gustaría ejercer de profesor de inglés en España en absoluto, cosa que es un poco contradictoria porque es la salida principal de mi carrera. Me gustaría hacer un máster de ELE (Español como Lengua Extranjera) para dar clases de español fuera de España o un máster de Relaciones Internacionales, pero como ya digo no lo tengo claro todavía. Lo que sí sé es que me gustaría asentarme en un país extranjero.

 

 10

 

LA CONVICENCIA EN EL PISO

¿Compartes piso? ¿Con gente española?

Sí, comparto piso con una compañera de carrera de Barcelona a la que ya conocía de antes. No es un piso en sí ya que vivimos en una residencia de estudiantes. Pero aquí el concepto de residencia no es el que se tiene en España. Las residencias de estudiantes en Alemania, o “Studentenwohnheim” como aquí les llaman, son antiguos bloques de edificios de la RDA que han sido renovados para estudiantes y constan de pisos individuales para 2 o 3 personas en los que tienes tu propia cocina y tu propio baño.

 

11

 

¿Qué es lo que más te gusta del piso? ¿Y lo que menos?

Lo que más me gusta de mi piso son sin duda las vistas que tengo desde mi habitación. Cada mañana cuando me levanto y abro las cortinas (los alemanes no tienen persianas) veo un prado verde con vacas con mucho pelo, o sea que es una pasada. Lo peor es la cocina, es bastante antigua y muy muy pequeña y a veces si tenemos invitados o amigos en casa es un caos.

Cada mañana cuando me levanto y abro las cortinas (los alemanes no tienen persianas) veo un prado verde con vacas con mucho pelo.

 

 12

 

¿Soléis discutir? ¿Cuáles son los temas más recurrentes?

Bueno, no excesivamente pero como somos muy parecidos de carácter y a veces chocamos. Ella es más dejada en el tema de limpieza y yo soy un poco más quisquilloso con eso pero simplemente tenemos rocecillos típicos de un piso de estudiantes, la mayoría del tiempo estamos bastante de “cachondeo” y el buen rollo suele reinar en el piso. Los temas más recurrentes, puff, no creo que sean aptos para nombrarlos aquí pero hablamos de todo prácticamente y como digo siempre estamos de “cachondeo” el uno con el otro.

 

 13

 

¿Alguna anécdota…?

Como anécdota de las muchas cosas que nos han pasado me acuerdo de un día que los dos nos dejamos las llaves dentro del piso al salir de casa y bueno fue una odisea para volver a entrar, casi acabamos durmiendo en la calle.

 

 14

 

POR BERLÍN

¿Cuando tienes tiempo libre entre Universidad y estudio, ¿qué otras cosas haces?

Pues un poco de todo, salir a dar una vuelta por alguno de los barrios de Berlín, especialmente por Kreuzberg, Friedrichshain o Prenzlauer Berg que son los barrios por donde la gente joven sale. Ahora que parece que hace buen tiempo, me gusta mucho ir a uno de los muchos parques que Berlín tiene, tumbarme y leer algún libro. También voy bastante a los Biergarten. Luego también voy a bastantes conciertos ya que la oferta musical en Berlín es interminable, visito zonas en las que nunca he estado antes ya que Berlín como he dicho es enorme, o simplemente salir de fiesta a uno de los míticos clubes de techno de Berlín (Berlín también es considerada la capital del techno).

 

 15

 

¿Qué has aprendido al vivir fuera de casa?

Bueno la verdad que vivo desde hace 4 años fuera de casa, ya que estudio en Barcelona normalmente. En este año especialmente he aumentado mis dotes de cocina, ya que llega un momento que te cansas de siempre cocinar lo mismo. Mi compañera de piso me dice que soy todo un “chef”. Fuera bromas, me manejo bastante bien en la cocina. Sin duda lo que más me gusta de vivir fuera es la libertad de la que disfrutas.

 16

 

¿Echas algo de menos de tu casa en Villena?

Muchas cosas. Lo primero de todo echo de menos a la familia, amigos y a mi perro. Lo segundo la comida. La cocina alemana es bastante triste, solo tienen kartoffeln (patatas) y salchichas y ahí se queda la cosa. Echo de menos una buena gachamiga, una paella, calamares, queso… bueno y no sigo porque no podría acabar, pero bueno todo esto lo suple una buena cerveza alemana.

 

17 

 

Responde brevemente en relación a tu vida de estudiante en Berlín:

Una comida: Eisbein mit Pommes Frites und Sauerkraut (una de las especialidades de Berlín, codillo con patatas y salsa agria).

Una bebida: una buena Weißbier de barril (cerveza de trigo).

Una fiesta: una noche en Club der Visionäre con amanecer incluido.

La peor asignatura: Cognitive Semantics (Semántica Cognitiva)

Un lugar (en Berlín): Sin duda un atardecer en Tempelhof. (Antiguo aeropuerto de Berlín, hoy en día se usan las pistas de aterrizaje como zona de recreo).

 

{gallery}Pablo_Sanchez{/gallery} 

¡Haz un comentario!

comentarios

Deja un comentario

No hay comentarios

Sin comentarios!

¡Haz un comentario! Se el primero

¡Haz un comentario!
Ver los comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Últimos videos

Redes Sociales

Últimos comentarios

  • Hacker Mater

    Hacker Mater

    Voto por la creación de un grupo de facebook: "Gente de Villena con hernias que hace la Romería".

    View Article
  • José Miguel

    José Miguel

    ¡ENHORABUENA por ese trabajazo, jefes!

    View Article
  • Antonio Alba

    Antonio Alba

    Una auténtica pena social y un desperdicio económico que tengamos desde hace unos años las generaciones mejor formadas académicamente, o…

    View Article