“2016, nos estás destrozando” por José Miguel PS

La Revoltosa
Por La Revoltosa noviembre 11, 2016 16:49

Amanezco y, como si ya fuera costumbre, desgarro. Leonard Cohen nos ha dejado. No, no era su voluntad, prefiero decir que se lo ha llevado la enfermedad. La edad y el desgaste de vivir en un mundo patológico.

2016, estás siendo un año que, previo aviso, nos convendría haber cerrado los ojos, contenido la respiración, ahorrado fuerzas, y servir de bisagra, eso quiero pensar, entre un pasado triste y un futuro prometedor. Un antes y un después, un “lo que fue” y un “lo que será”. Mejor dicho: un “lo que nunca volverá a ser” y un “a saber qué pasará”.

Nos has robado esperanza en una cuantía que, siento decírtelo, me parece indecente. Te has llevado a artistas que han trascendido tiempos, espacios, que han soportado décadas de cambio para hacer al mundo un poco más crítico y, con ello, mejor para vivir. El talento desbordador y visionario de David Bowie El virtuosismo y la mirada conexiva de Prince. No son los únicos. Claro que, si hubiésemos cerrado los ojos, nos hubiéramos perdido el Nobel a Dylan.

Nos has traído elecciones con resultados de desconcertantes a inquietantes. Que sí, que los valores de la democracia (¿lo es, o nos ponemos estrictos con el término?) son el respeto, la libre decisión. Que sí, no te lo niego, que nuestra historia la escriben los pueblos. Pero antes habrá que enseñarlos a escribir, ¿no estás de acuerdo?

La memoria colectiva se ha sublimado después de casi 30 años y, cuando antes se rompían muros, ahora se pretenden erigir. La globalización ha sido un arma de doble filo. Ahora, la hermandad de las naciones se está perdiendo por el tajo malévolo de la vertiente económica de esta arma, cosechadora de miseria y desigualdad y, como última consecuencia, avivadora de odios pasados. Los mapas se están dibujando como antiguos reinos primitivos más que como geografías multiculturales para compartir y para convivir.

Estamos dando negativas a momentos de paz que creíamos mucho más deseados. Estamos desligándonos de espíritus fraternales nacidos en la postrimería de la mayor tormenta que el hombre ha provocado en el mundo. Todo pueblo tiene sus razones y debe ser dueño de su destino, eso sí. Porque los hay que no son siquiera patrón de su propia vida y tienen que apostarla, a todo o nada, en un último, agónico y para nosotros vergonzante intento por la supervivencia en el Mediterráneo. También en otros lares.

En fin, qué más quieres que te diga, 2016. Estás siendo un mal año para los soñadores. Un duermevela de ansiedad y desarraigo. No sé si quiero verte más. Si quiero mirarte a la cara o, mejor, desdichado agacho la mirada allá donde pueda fijarla hasta que el agrio trago pase. Que cuando muchos volvamos a alzarla, haya algo de luz, aunque sea la mínima exigida para seguir a tientas nuestro vagar.

¡Haz un comentario!

comentarios

Deja un comentario

No hay comentarios

Sin comentarios!

¡Haz un comentario! Se el primero

¡Haz un comentario!
Ver los comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Últimos videos

Redes Sociales

Últimos comentarios

  • viagra online

    viagra online

    viagra online WALCOME

    View Article
  • Hacker Mater

    Hacker Mater

    Voto por la creación de un grupo de facebook: "Gente de Villena con hernias que hace la Romería".

    View Article
  • José Miguel

    José Miguel

    ¡ENHORABUENA por ese trabajazo, jefes!

    View Article