José Gómez: “Las zonas del campo de concentración las decían en alemán, ya que es una ofensa para los polacos y no utilizan su idioma para aquel lugar”

La Revoltosa
Por La Revoltosa agosto 21, 2016 22:00

El mes pasado nuestro vecino Jose Gómez Reyes visitó los campos de concentración de Birkenau y Auschwitz, en Polonia, aprovechando una viaje organizado desde la Universidad de Alicante, donde nuestro vecino ha empezado a estudiar polaco y tenía una estupenda oportunidad de practicar el idioma.

Nuestro vecino nos detalla que la organización, seguridad y facilidad de movimiento -gracias a la información turística en nuestro idioma- en las ciudades es buena, pese a que cuando llegó creía que sería diferente, así como relata las impresiones que tuvo en los campos de concentración utilizados por los nazis, donde afirma que varias zonas como los campos de trabajo o las cámaras de gas “no dejan de ser impactantes” así como muestra su preocupación ante la emergencia de algunos movimientos de extrema derecha, los cuáles utilizan excusas en la actualidad que “son semejantes a las que se utilizaban en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial”.

 

  • Has visitado recientemente Polonia, ¿qué impresión tienes del país? ¿Qué te llevo hasta allí?

La impresión del país fue diferente a como me esperaba realmente. En clase la profesora ya nos hablaba de su país, tanto de las cosas buenas como malas. Al principio me imaginé a los habitantes, o al menos a la mayoría, dicho lugar con un carácter frío, como en casi todos los países del viejo continente. El mismo día de mi llegada pude darme cuenta de que eran personas diferentes a sus vecinos. Amables, alegres y muy interesados por los españoles. En las ciudades, concretamente en Cracovia, la organización, el transporte y la seguridad eran más que aceptables, tienen puestos de información en varios idiomas, entre ellos el español, lo que hace que la movilidad por la ciudad sea fácil.

Lo que me llevó hasta allí fue una ocasión que se me presentó para estudiar el idioma. Comencé las primeras clases en octubre del pasado año en la Universidad de Alicante y recibí bastante simpatía por el polaco. La progresión durante el curso fue buena, y por el mes de mayo me ofrecieron la posibilidad de hacer un curso en Cracovia en el mes de julio, acepté, entré en lista y fui allí a estudiar y aplicar los conocimientos del idioma adquiridos en Polonia.

En las ciudades, concretamente en Cracovia, la organización, el transporte y la seguridad eran más que aceptables, tienen puestos de información en varios idiomas, entre ellos el español.

Foto1 Pregunta1

 

 

Foto3 Pregunta1

 

  • Has visitado dos de los campos de concentración que crearon los nazis en este país, ¿cuál fue tu primera impresión?

Quizás estamos acostumbrados a ver Auschwitz por la televisión, en los libros de historia e incluso en películas la crueldad que se llegó a desarrollar en aquellos lugares, pero allí es completamente diferente. Se ha convertido en un lugar turístico, miles de personas visitarán dicho lugar al día, por lo que el impacto emocional al estar en un lugar como este se reduce, pero aun así no deja de ser conmocionante. Varias zonas como los campos de trabajo o las cámaras de gas no dejan de ser impactantes. Todo sigue casi conservado como en aquella época, apenas han cambiado materiales estructurales para que el peso de los años no termine con esos edificios, por lo que aquel lugar te hace volver a la época, e imaginar cómo sería aquel lugar repleto de vigilantes del régimen de Hitler, y sobre todo, mucha gente inocente. Las fotografías también ayudan a la imaginación a viajar a la época de los 40.

Varias zonas como los campos de trabajo o las cámaras de gas no dejan de ser impactantes.

Foto1 Pregunta2

Foto2 Pregunta2

Foto3 Pregunta2

Foto4 Pregunta2

 

  • Visitar tan funestos lugares tiene que ser a través de visitas guiadas, ¿qué os explicaron?

Al principio de la visita nos advirtieron que personas sensibles se podían ver afectadas por las explicaciones de los hechos ocurridos en el campo de concentración. Todas las explicaciones las realizaban desde la tercera persona y los nombres de las zonas del campo los decían en alemán, ya que es una ofensa para los polacos y no utilizan su idioma para aquel lugar. Nos explicaron como trasladaban a las personas a los campos, como las organizaban, como vivían, en que trabajaban, y lo más cruel, como los engañaban para introducirlos en las temidas cámaras de gas. Esta explicación fue una de las más curiosas, ya que les decían a los presos que los llevaban a las duchas, pero al entrar dentro, no salía agua de las tuberías ni si quiera se movían los grifos. Solamente veían como abrían una entrada por el techo y empezaba a entrar un gas asfixiante mortífero, conocido como Zyklon B. Posteriormente, esos cuerpos eran incinerados.

Los nombres de las zonas del campo los decían en alemán, ya que es una ofensa para los polacos y no utilizan su idioma para aquel lugar.

 Foto1 Pregunta3

Foto2 Pregunta3

Foto3 Pregunta3

Foto4 Pregunta3

 

  • ¿Qué fué lo que más te impresionó?

Sin duda lo que más me impresionó fue el tamaño de aquellos campos. Birkenau era enorme. Desde la entrada del campo era imposible ver el final de éste. Dentro estaba repleto de “establos”, que fueron reformados para meter dentro a todos los presos que llegaban a dicho campo. En una tabla de madera que componía una litera podían dormir hasta 6 personas. Las condiciones eran infrahumanas. Al final de las vías del tren se encuentra el monumento a todos los fallecidos en campos de concentración que fueron víctimas del nazismo.

Birkenau era enorme. Desde la entrada del campo era imposible ver el final de éste.

Foto1 Pregunta4

Foto2 Pregunta4

Foto3 Pregunta4

Foto4 Pregunta4

 

 

  • Si bien es cierto que difícilmente se podría producir una tragedia de tal magnitud, ¿cuál es tu opinión acerca de algunos movimientos de extrema derecha en Europa que están surgiendo y que huyen la condena explícita de tal barbarie?

El incremento de la extrema derecha en Europa está suponiendo un problema para todos. Una de las excusas que utilizan en la actualidad son semejantes a las que se utilizaban en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial. La inestabilidad bélica externa a un país, las amenazas de otras naciones, una crisis mundial y la inmigración. Desde mi punto de vista, estos problemas se deben de solucionar entre todos, dejando a un lado las fronteras, ya que son líneas imaginarias. La primera opinión debe ser consultada al pueblo, y no implantada por un régimen de extrema derecha. Los neonazis y los grupos de ultra derecha polacos y alemanes niegan todo lo sucedido en los campos de concentración. Sus argumentos se limitan a decir que Auschwitz fue solo una simulación para tener una excusa para condenar al nazismo.

Una de las excusas que utilizan en la actualidad son semejantes a las que se utilizaban en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Foto1 Pregunta5

Foto2 Pregunta5

Foto3 Pregunta5

¡Haz un comentario!

comentarios

Deja un comentario

No hay comentarios

Sin comentarios!

¡Haz un comentario! Se el primero

¡Haz un comentario!
Ver los comentarios

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Últimos videos

Redes Sociales

Últimos comentarios

  • viagra online

    viagra online

    viagra online WALCOME

    View Article
  • Hacker Mater

    Hacker Mater

    Voto por la creación de un grupo de facebook: "Gente de Villena con hernias que hace la Romería".

    View Article
  • José Miguel

    José Miguel

    ¡ENHORABUENA por ese trabajazo, jefes!

    View Article