Un miembro de la ‘manada de Callosa’, implicado en una violación en la cárcel de Villena

José Manuel Penadés
Por José Manuel Penadés noviembre 25, 2019 12:37

Uno de los cuatro jóvenes encarcelados por la violación grupal y simultánea de una chica de 19 años el día de Año Nuevo en Callosa d’En Sarrià se ha vuelto a ver implicado en un episodio de agresión sexual, esta vez dentro de prisión.

Según ha podido saber EL MUNDO, el hombre participó junto a tres internos más en una violenta agresión a otro reo. Al parecer, le introdujeron un palo de madera vía anal y necesitó atención médica. Los hechos se registraron hace ahora una semana en el Módulo de Educación y Respeto (MER) del centro penitenciario Alicante II, en Villena, donde el miembro de la manada está ingresado desde que en enero fuera detenido.

El motivo de su internamiento en Villena y no en la prisión de Foncalent, donde están los otros tres hombres que violaron a la chica, fue su edad puesto que en el momento de los hechos tenía 19 años. Se trata de un centro más moderno que tiene un módulo de lo que en la clasificación de Instituciones Penitenciarias se entiende como menores: los reclusos de entre 18 y 19 años.

Fue allí donde el pasado martes 12 de noviembre junto a otros tres jóvenes, acorralaron a otro preso y tras una discusión le agredieron sexualmente. El chico tuvo que ser atendido por el médico. Después, los agresores fueron llamados al orden.

A partir de ese momento, la dirección del centro penitenciario puede tomar dos caminos: o bien expedientar a los jóvenes o bien expulsarles del módulo de educación y respeto y enviarles como primeros grados a la prisión convencional. Por el momento, no ha trascendido la vía que van a seguir.

La estancia del joven integrante de la manada en la cárcel no ha estado exenta de sobresaltos. Apenas dos semanas después de ingresar en la cárcel, el MER registró un episodio violento en el que la víctima era él. Este periódico contó que sus compañeros le quemaron las manos con cigarros y también le raparon el pelo.

Los golpes que recibió no precisaron de asistencia médica y él tampoco denunció aquello. No delató a sus agresores para evitar futuros desencuentros y para no ser considerado un chivato, lo que podría traerle consecuencias en un futuro con el resto de la población reclusa.

La investigación por la violación en grupo y simultáneamente a una chica de 19 años que los cuatro jóvenes grabaron en enero, continúa su curso en el juzgado. La magistrada que lo instruye solicitó declarar la causa compleja para así tener 18 meses de investigación.

En este momento, se está a la espera del análisis por parte de la Guardia Civil de otro móvil de los acusados para certificar si existe un nuevo vídeo de la agresión sexual a parte del que ya requisaron los investigadores. El estudio todavía no ha finalizado y está resultando dificultoso por el desbloqueo al que tienen que ser sometidos los teléfonos móviles. Hasta la fecha, únicamente se tenía constancia de una grabación: la que requisaron los investigadores a uno de los jóvenes tras sorprenderlos mientras agredían a la joven.

En el vídeo no se aprecian las caras de los agresores por lo que los agentes de la Guardia Civil los identificaron por sus tatuajes y por la ropa que llevaban puesta (dado que los detuvieron en el momento de los hechos); unas prendas que se están analizando en busca de restos biológicos. Las imágenes, muy crudas y explícitas, eran incontestables por lo que la magistrada no tuvo ninguna duda en enviar a prisión a los cuatro hombres.

Fuente: Gema Peñalosa (El Mundo) 

¡Haz un comentario!

comentarios

Últimos videos

Redes Sociales

Últimos comentarios

  • viagra online

    viagra online

    viagra online WALCOME

    View Article
  • Hacker Mater

    Hacker Mater

    Voto por la creación de un grupo de facebook: "Gente de Villena con hernias que hace la Romería".

    View Article
  • José Miguel

    José Miguel

    ¡ENHORABUENA por ese trabajazo, jefes!

    View Article